lunes, 2 de febrero de 2009

continuamos para bingo...

Hoy ya es lunes (bueno, si somos estrictos y por la hora casi martes), y el final del domingo ha dejado con su paso un nuevo número a las cifras de mi sexualidad.

"Ya han pasado 4 semanas desde la ultima vez"

Por encima el domingo por la noche pusieron en la tele "El Señor y la Señora Smith", con la pareja de guapos Pitt-Jolie, y el la primera escena de la película, cuando están en el psicólogo, les pregunta que cuantas veces lo han hecho en la ultima semana, y en la ultima escena se lo vuelven a preguntar (bueno es el Sr. Smith el que sugiere la pregunta), y responde el muy cabrito con las manos que unas 9 veces (otro a engordar la estadística)...

Pues eso, que cada día que pasa es un día mas, eso es inevitable, bueno no, realmente es evitable, se evitaría si mi pareja decidiese que ya es momento de terminar con esta sequía y se lanzase a mis brazos para que ambos gozásemos del sexo como sabemos.

No es que el sexo no le guste, o por lo menos que no le guste conmigo, o al menos eso creo, estas cosas nunca se sabe al 100%, pero creo que cuando lo hacemos ambos disfrutamos, no soy un superman ni de lejos, ni soy un gimnasta del sexo, ni un contorsionista que domine el Kamasutra, ni la tengo igual que Nacho Vidal (que le vamos ha hacer, uno es como es), pero eso si, intención pongo toda la del mundo, y me consta que mi pareja llega al orgasmo siempre que nos ponemos al tema, y si una vez no es suficiente, se repite una segunda o las que haga falta (bueno quizás exagere, pero intención no me falta) para que los dos gocemos.

Como digo, yo me aplico, no soy de los de "aqui te pillo y 2 minutos", me gusta recrearme en las caricias; rara es la vez en la que no pasamos por el sexo oral, sobre todo a ella, antes de llegar a la penetración; pues le encanta, no siempre me lo hace a mi , que también me encanta, pero a ella le gusta un poco menos hacerlo, pero normalmente conseguimos que ella tenga el primer orgasmo con el sexo oral (me encanta verla disfrutar mientras yo estoy entre sus piernas. Como decía Raimundo Amador en la canción escrita por Pablo Carbonell “Hay que gustito pa’ mis orejas // enterradito entre tus piernas”, pues eso, que disfruto sintiéndola disfrutar.

Pues no se que le pasa, y yo ahora estoy en un punto de dejarme llevar a ver a donde quiere ella que esto llegue, no se, quizás no sea la estrategia correcta, pero es la que me pide el cuerpo ahora, y mientras tanto, seguiré yo solo, conmigo mismo y gestionando mis recuerdos, para conseguir mantener sexualmente activo.

Creo que me toca dormir que ya es tarde.

Buenas noches.

3 comentarios:

Nokenicus dijo...

Hola, pasando a saludar y tambien para invitarte a que pases y veas mi blog a ver si encuentras algo de tu agrado y si te gusta intercambiemos enlaces, una suerte de fucionar dendritas o algo asi diria yo,je.
Saludos y hasta la proxima.

Te susurraré... dijo...

4 semanas!!! Así no puedes seguir.
Lo mejor va a ser que le pongas tú a ella las pilas. Mándale sms cachondos al curro, prepárale una sorpresa a la que no pueda resistirse. No esperes a que ella te busque, búscala tú a ella pero de tal forma que no le des opción a decir que no.
Ánimo!!

Uno mas dijo...

me paso, por supuesto.
Gracias por comentar ;)

quien pasó